Bambara

La ranura

La ranura (1929) ya es una película en sí misma. Es de una etapa bastante posterior, correspondiente a la época de vanguardias, y llevada a cabo bajo su alter ego Zoe Lapierre. La película dura 13 minutos y es un híbrido entre surrealismo y expresionismo. Para ella hemos compuesto una banda sonora también experimental ya que sobre el año 1930 comenzó la experimentación sonora y la música concreta.