Bambara

La película

La espiral maravillosa, el sex appel de las soluciones imaginarias será el título final de un largometraje que se está terminando de gestar en estos momentos y que se prevé su estreno a lo largo del 2020.

Fruto de la investigación llevada a cabo, la autora, Isabel Medarde, vio necesario extender el formato del proyecto presentado a la Beca Villar para trasladar más en profundidad sus conclusiones y dar una mejor idea al público sobre las circunstancias sociales e ideológicas que han propiciado la práctica ausencia de directoras de cine conocidas a nivel mundial a lo largo de las décadas y el olvido de las grandes pioneras del cine que existieron y que hicieron aportaciones cruciales para que el medio cinematográfico sea tal y como lo conocemos hoy en día.

Alice Guy, Lois Weber, Germaine Dulac, Musidora… son algunas de las cineastas a las que se homenajea en el film. Ellas y sus películas forman parte del argumento de La espiral maravillosa entrelazando sus vidas con la de Leocadia Cantalapiedra. Un cruce de circunstancias, un momento de la historia, entre 1890 y 1929 y la inspiración que despiertan estas grandes pioneras. Se revela un cine propio, una mirada propia y toda la intención de hacer frente a un mundo dirigido por hombres y en el que ellas se abrieron hueco con tesón, perspicacia y talento innato.

Cartel oficial de La espiral maravillosa
Cartel oficial de La espiral maravillosa
Lois Weber Fuente: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:LoisWeber.jpg Licencia Dominio Público

Me gusta dirigir, porque creo que una mujer, más o menos intuitivamente, saca a relucir muchas de las emociones que rara vez se expresan en la pantalla. Puede que sorprenda lo que algunos de los hombres consiguen, pero yo llegaré a obtener otros efectos en los que ellos nunca pensaron (Lois Weber, 1915).

Harm, Liliam (1915). “A Lady Geneal of the Picture Army” en Phoplay, VIII, No. 1. junio, 42.

Alice Guy Fuente: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Alice_Guy.jpg Licencia Dominio Público

La autoridad de las mujeres en las emociones les da unaventaja al dirigir a losartistas (Alice Guy, 1914).

Blanche, Alice (1914). “Woman’s place in Photoplay Production”, en The movie picture world.

Germaine Dulac Fuente: https://en.wikipedia.org/wiki/File:Germaine_Dulac_(1882%E2%80%931942).jpg

El cine es capaz de contar historias, pero no debemos olvidar que la historia no es nada. La historia es la superficie. El séptimo arte, el arte de la pantalla, se trata de la profundidad que se extiende por debajo de esta superficie hecha perceptible: la escurridiza musicalidad (Germaine Dulac, 1928).

Dulac, Germaine (1928). “La Musique du silence”, en Cinégraphie, 5, enero, 77- 78.